Recibe nuestro Boletín

¿Qué es el Tantra?

El tantra se relaciona con a una practica y a una consciencia del sexo sagrado, existen diferentes tradiciones tántricas que se ajustan a la estructura social y a las costumbres de diversas culturas, así como a sus principios morales y espirituales.

Para el instructor de Tantra Ronald Fuchs el tema de las relaciones siempre ha sido apasionante para él, buscando comprender las dinámicas en la relación hombre-mujer, la sexualidad, el amor sagrado, la interacción entre la dimensión física y la espiritual, así como el verdadero potencial en la unión de la energía masculina con la femenina. Este interés es lo que lo ha llevado al Tantra, que siempre ha sido parte de su vida, y a tener contacto con diferentes maestros de Tantra, a partir del año 1981, entre ellas Margo Anand, fundadora de Skydancing Tantra, una de las escuelas más importantes en el mundo occidental.

Que es el TantraDe ese interés de llevar el Tantra allí por donde iba, en 2001 Ronald Fuchs creó su propia escuela Amritatantra, en la que imparte cursos y charlas sobre Rebirthing a través de las formaciones profesionales y el Tantra en diferentes niveles de profundización, que incluyen la cura emocional y sexual del masculino y del femenino.

Continuando en su búsqueda de más conocimiento en el camino del tantra y la relación sagrada, una vez aprendidas las técnicas y las prácticas que se ofrecen en el tantra para crear una armonía entre el masculino y el femenino, Ronald Fuchs se cuestionaba cómo podemos, hombres y mujeres de hoy en día, crear una relación realmente basada en el amor, la devoción, y en una consciencia elevada, una relación espiritualmente despierta y sexualmente viva. Una relación conectada con la vida, con la cura y con Dios.

Esta búsqueda finalmente le llevó a conectar con David Deida, realizando una formación de 10 días con él en Australia, trabajo que le impactó profundamente y que considera esencial como base de una relación tántrica. Este trabajo de excepcional consciencia del “eterno romance del masculino y del femenino” ha sido una inspiración para él, transmitiendo en sus cursos hoy en día, a su manera original, este conocimiento y esta práctica tan profunda.

Actualmente, Ronald Fuchs ofrece cursos de Tantra en varios países del mundo, y su trabajo se basa en la simplicidad, la energía amorosa y una consciencia elevada, que ofrece en sus cursos a través de técnicas, prácticas y rituales que permiten acceder a la consciencia, la apertura del corazón, y la cura emocional y sexual, inspirados por su propia práctica, por todos sus conocimientos, y por la bendición que recibe de sus maestros Sri Babaji y Ammachi.

Que es el Tantra

Una breve historia del Tantra y sus orígenes

Cuando se menciona la palabra Tantra, inmediatamente se piensa o en una misteriosa y oculta practica oriental de difícil acceso, o en actividades grupales o individuales de sexo desenfrenado, o se asocia también a una estricta disciplina esotérica de budismo tibetano.

Todas estas asociaciones resultan interesantes y despiertan curiosidad y a la vez asustan un poco.

En realidad, ya que el tantra se relaciona sobre todo a una practica y a una consciencia del sexo sagrado, existen diferentes tradiciones tántricas que se ajustan a la estructura social y a las costumbres de diversas culturas, así como a sus principios morales y espirituales.

Podemos así observar que en casi todas las culturas ha existido una practica tántrica adaptada a esas características, excepto en aquellas sociedades que han catalogado al sexo como algo que nos aleja de Dios y de un camino espiritual, transformándolo muchas veces en algo pecaminoso si se hace fuera del contexto de la familia y sin el fin de la procreación.

Aunque los primeros registros de una consciencia tántrica provienen de la India pre-aria de hace unos 5000 años aproximadamente, los verdaderos orígenes del Tantra datan de unos 8000 años AC . En aquella época, los pueblos  que habitaban el valle del Indostán tenían una visión del Cosmos y una concepción de la vida donde la práctica tántrica  era una parte fundamental de la sociedad y de las relaciones.

Luego, allí por los años 2000 AC, y durante varios siglos, esos pueblos fueron invadidos por los arios, provenientes del nordeste de Europa, que, cuando descubrieron la rueda, partieron hacia el sudeste en afán de conquista y en busca de tierras más cálidas, hasta llegar al valle del Indostán, donde finalmente se asentaron, estableciendo allí una estructura social basada en el sistema de castas y en el patriarcado, contrario al matriarcado que hasta entonces había reinado en la sociedad anterior. Muchos de los habitantes originales, huyendo de los conquistadores, fueron emigrando cada vez más hacia el este de la India y hacia el sur.

A partir de entonces, los aspectos más profundos de la consciencia tántrica se fueron disipando (sobre todo, el “culto al femenino” que es tan esencial en el tantra), aunque se conservase en parte la práctica de la sexualidad sagrada.

Estas prácticas eran transmitidas y enseñadas en los templos y escuelas de la época, sobre todo a la casta superior de los brahmanes (sacerdotes). Muchos siglos después, la India fue repetidamente invadida por el Islamismo, que se horrorizaba con el aspecto ”pecaminoso e indecente” de los textos y las enseñanzas tántricas, lo que llevó a que éste se volviese cada vez mas esotérico y oculto, y reservado a unos pocos, hasta casi desaparecer por completo.

Los últimos vestigios importantes de una cultura con base tántrica conocida en la India son las ruinas de Kajuraho, renombrada por sus figuras y esculturas eróticas, en el norte de la India, y bien más hacia el este con relación al valle del Indostán de donde originalmente provenía la cultura tántrica.

De allí que el tantra conserva ese aire de misterio, ya que en la misma India donde nació fue convirtiéndose, con el paso de los siglos en una práctica esotérica y oculta.

En otras culturas también existieron prácticas tántricas diversas, pero en ninguna de ellas la consciencia esencial del tantra ni su visión universal llegaron a ser una base fundamental de la sociedad tal como lo fueron en la India en esas primeras civilizaciones.

Mi vida ha cambiado , la relación con la mujer es muy fluida y con el hombre
me siento parte como shiva mas abierto , siento la vida mas fácil.
El curso avanzado de Tantra es una pasada , he limpiado y he sanado cosas que ni recordaba por las telarañas.

Miguel Ángel

Mi experiencia en Tantra ha sido enriquecedora para mi ser , mi interior ,como persona y como mujer. Quiero decir que la sensibilidad de mi maestro fue lo primero que me sorprendió,un ser de luz precioso con mucho camino hecho y experiencias duras y bonitas. Lo mismo puedo decir de mis compañeros de viaje.

Las prácticas , ejercicios que cada persona desarrolla según sus capacidades y vivencias, no creo que nadie aprenda lo mismo en el mismo ejercicio ni en mismo taller, aunque se repita misma teoría la practica te lleva al aprendizaje que en ese momento tu ser esta y te deja desarrollar lo adecuado para su avance espiritual.

Para mi el Tantra es una forma espiritual y autoconocimiento elevada y sumamente enriquecedora. Mi humilde sensación y opinión.

Susana

Ronald muchas gracias por todo. Valoramos mucho tu tarea y tu trabajo aquí. Das grandes impulsos de amor y comprensión que tanta falta hace en este mundo.

Para nosotros, en nuestra relación casi hay un antes y un después del taller. Vamos practicando y nos maravillamos del potencial que hay detrás de los pequeños pasitos que vamos dando.

Muchas gracias por darnos herramientas para SENTIR MÁS LA VIDA.

Toni y Esther

Llegué al curso con el anuncio de la ruptura de la relación (como expresó en la rueda de presentación ) y me encontré con una cura sexual donde pedí perdón y correspondí con gran amor por todas las malogradas relaciones hasta ahora con las shaktis ; escenificadas en ella.
Agradezco, honro y deseo recordar esta experiencia para vivir esta vida a través del camino tántrico como una sanación espiritual.
Un abrazo tan fuerte que nuestros corazones compartan toda la grandeza que poseen.
Muchas gracias Ronald

Asís

Ronald muchas gracias por todo. Valoramos mucho tu tarea y tu trabajo aquí. Das grandes impulsos de amor y comprensión que tanta falta hace en este mundo.

Para nosotros, en nuestra relación casi hay un antes y un después del taller. Vamos practicando y nos maravillamos del potencial que hay detrás de los pequeños pasitos que vamos dando.

Muchas gracias por darnos herramientas para SENTIR MÁS LA VIDA.

Nati

Agradecida al universo por conducirnos de su mano hacia este maravilloso encuentro Shiva y Shakti, para enseñarnos a unirnos en la danza divina.

Estoy llena de Amor, Paz , Devoción , Sanación y Felicidad por este compartir tan hermoso con todos vosotros.

Gracias Dakas y Dakinis por vuestra sabiduría compartida, vuestro amor, generosidad , dulzura , por cada entrega desde el corazón, por la mirada profunda desde el Alma .
Shivas y shaktis poderosos estáis en mi corazón.
Gracias Ronald por tu entrega, conocimiento y Amor
Gracias Ramón y Paula por este hogar tan hermoso y poderoso que nos ofrecéis “el Molino”
Gracias a todos los seres de Luz que nos acompañan en nuestra evolución especialmente a Babaji , Annai y Amma.

Raquel

Buenas noches: Quiero expresar mi gratitud a Ronald, mi maestro espiritual, por su noble labor conmigo y con todas aquellas personas que se acercan a él. Por proyectarme su inteligencia-amorosa, su mirada profunda, sus gestos de cariño, y la tierna y dulce caricia de su voz. El equilibrio perfecto entre lo personal y transpersonal. Entre amar y amarse.

Es para mi un honor tenerle cerca, aunque sea a través de una pantalla de ordenador. Solo con unas pocas señales y descifrando muchas y muchas palabras suyas y perdonándome por mis viejas expresiones, he aprendido todo lo necesario para ser una nueva persona. Ha sabido sacar lo mejor de mí. Me siento completa a la vez que única y unida a TODO. Le AMO muchísimo. Lo Adoro. Le deseo lo mejor.
Eternamente.

Marta

Hola a Todos, gracias por estos dias maravillosos de crecimiento y aprendizaje.
Estoy muy feliz de haber conocido a todos y a cada uno de Ustedes.
Espero sigamos trabajando juntos para q la luz y la conciencia siga expandiéndose en nosotros y en todos los seres.
Con amor y agradecimiento,

Walter
Testimonios del Camino Tántrico