1. MENOS ES MÁS: No hay nada que demostrar, ni se necesita hacer grandes cosas. Muchas veces la pasión mas intensa puede sentirse con la caricia más leve o el movimiento más pequeño. En la total quietud se puede llegar a la mayor sensación de Amor.

2. LA PREPARACIÓN:
El ambiente, los aromas, música, iluminación suave. Rodéate de belleza, el Tantra es la celebración de todos los sentidos. Experimenta con ellos y descubre que todos son una fuente de placer sensorial inmensa.
3. AMA CON TU MIRADA: Los ojos son el espejo del Alma, y cuando miramos profundamente a los ojos de nuestro amante, miramos su Alma. Relájate y mira amorosamente a tu pareja, no cierres los ojos, conéctate con su interior, muéstrate.
4. LA RESPIRACIÓN COMO DANZA: Respira al mismo ritmo, entrégate al mismo paso, escuchando siempre a tu compañero. Comienza despacio, y deja que sea el mismo placer quien haga crecer tu ritmo respiratorio a medida que el placer crece. Cuando la respiración encuentra el ritmo, los cuerpos se mueven al unisono en una maravillosa danza.
5. CARICIAS AL CORAZÓN: Cuando colocas tu mano en el pecho de tu Amor, estás creando una conexión energética directa con su corazón. Nada más profundo, y a la vez vital, que sentir los latidos de dos corazones unidos, mientras la pasión aumenta.
6. JUGAR CON EL DESEO: Si estás dispuesto a vivir una experiencia diferente y profunda, anímate a explorar diferentes sensaciones, sin llegar a la penetración. Puede no ser fácil al principio, pero practicarlo será muy placentero.
7. RECONOCE TU CUERPO: Es importante reconocer los músculos que están presentes durante el orgasmo. A medida que los utilices de manera más consciente, tus orgasmos serán más controlados y satisfactorios.
8. CONOCE TUS LÍMITES: Recuerda que el sexo tántrico es una invitación a prolongar el encuentro sexual, cuando llegues a tus límites, cambia de ritmo y relájate para prolongar el placer.
9. LIBERA TU MENTE: Mientras te dedicas al placer, deja que tu mente también se relaje y disfrute. Que la atención esté dirigida a gozar de ti, del otro y de la magia del momento.
10. CRUZA EL UMBRAL DEL PLACER: El orgasmo no debe ser el final, la misión por cumplir. Aprende a disfrutar y cabalgar sobre las olas de los sentidos, y el placer durará mucho tiempo. Haz que el Sexo se convierta en algo Sagrado, experimenta la profunda Unión de tu Corazón y entrégate para deshacerte en la Unidad.