Por qué un hombre ama a una mujer

La energía sexual es sagrada y portadora de vida El Tantra aconseja como muy importante la no eyaculación en el hombre. La energía que normalmente es liberada hacia afuera en la eyaculación puede utilizarse trasmutándose en “óleo vital” llamado ojas shakti, un poder espiritual para que no baje nuevamente a la tierra sino que ascienda por la columna astral y active los siete chakras de la consciencia. En esta activación la energía se eleva, justamente con la percepción interna de la luz interior como una puerta que se abre al infinito.

La energía sexual es fuente de placer, de vida, de transformación. Por supuesto que está unido a la consciencia y a la meditación, sería ni más ni menos un acto artístico donde cada uno es el artista y la obra a la vez. No usa el sexo como una DESCARGA genital sino como intercambio de las energías femeninas Shakti y masculinas Shiva para sentirse uno solo y lo mismo.

El Tantra sostiene que en un comienzo fuimos un andrógino, un solo ser, mitad mujer mitad hombre. El sexo, de la raíz sectus, dividir, cortar, separar, fue lo que provocó el juego, volver a encontrarse para ser uno otra vez. El sexo permite que te unas nuevamente con tu pareja en un estado de consciencia de unidad con todo. Es la representación en micro escala de las leyes superiores.

A través de la energía sexual estimulada surge la manifestación de kundalini y la verás traducida en actos creativos, intuiciones, mayor inspiración, mayor impulso de vida, más vitalidad, enorme capacidad para conocer tus procesos internos, y un poder interno nunca antes sentido.

La sagrada energía kundalini, la manifestación de la polaridad femenina de la vida te envuelve enamorándote, haciéndote más y más perceptivo y consciente.

Para saber maś; sigue este enlace…