Sexualidad sagrada

En el proceso de movilizar la energía en la sexualidad sagrada existen dos etapas de vital importancia que permiten iniciarse en este tipo de disciplina: práctica de la respiración y uso de la bomba sacro-craneal.

Circuito y anatomía de la Bomba Sacro-craneal. El sistema nervioso cuenta con un circuito de circulación de fluido cerebro-espinal considerado fundamental en la protección a las delicadas estructuras de la médula y cerebro. Dentro de la columna vertebral y la cabeza, circula el fluido cerebro-espinal que es impulsado por dos bombas que activan su circulación. La primera está ubicada en la zona del sacro y es denominada la bomba sacra. La segunda está en el cuello y la base de la cabeza y se llama bomba craneal.

Quienes han tenido la experiencia de activar este circuito, relatan tener la sensación de sentir una “gran burbuja” de energía que subía por la columna, como resultado de un trabajo respiratorio especial (respiración ovárica y/o testicular