El Tantra es zambullirse en el Amor

 

En el Tantra hay diferentes modalidades: blanco (preparación con uno mismo), Rojo (práctica a dos) y Tantra Rosa – cuando la práctica se enfoca en corazón y espiritualidad. La parte de Yoga se ve como el Tantra Blanco o preparación para limpiarnos y que la energía fluya. La práctica Tántrica o zambullirse en el amor, es posible. Si tienes mucho que limpiar o contaminación emocional, sin embargo, hay que trabajarlo mucho. 

 

Ronald Fuchs comenzó desde adolescente con el Yoga. Desde los 13 o 14 años hacía prácticas de Yoga. El Tantra lo conoció con 18 años desde una experiencia espiritual y energética y nunca había oido hablar de ello. “Me trajeron una imagen Tántrica como instrumento de poder, afirma Ronald. Nunca había escuchado la palabra Tantra. ¿ Existe el sexo espiritual ?, me pregunté. Años más tarde profundicé más acerca del Tantra hasta que en el año 81 realicé mi primer Retiro de 15 días en Francia. En aquellos años se practicaba de forma experimental, concluye”.

 

El Tantra se asocia con la sexualidad pero es mucho más que eso; es una visión del universo, de la vida. La visión del Tantra a diferencia de nuestra cultura es una visión dual de dos principios. En el mundo occidental vemos el monoteísmo o una autoridad suprema. Aquí la visión es dual. Por eso es un camino espiritual más amplio y trascendental y a dos. Se trata de energías…

 

Dentro del cuerpo tenemos muchas diferentes energías. En el Tantra rojo, cuando la energía sexual se activa como consecuencia puede activar la energía Kundalini. Se puede aprender a expandir la energía. Es posible. Tanto hombres como mujeres tenemos dos energías (la masculina y femenina). La energía Kundalini, también conocida como el poder de la serpiente, es  un portal hacia la elevación de nuestra consciencia. Sin embargo, elevar esta energía poderosa no es tan fácil y requiere práctica e intención.

 

El Tantra es la danza del amor; el encuentro de ambas energías de experiencia de la luz. 

 

Conclusión

 

El objetivo más elevado que puede alcanzar una persona es la iluminación, es decir, un estado de paz permanente en el que todos los obstáculos que oscurecen la mente han sido eliminados y todas las buenas cualidades, como la sabiduría, la compasión y los medios hábiles, se han desarrollado por completo. 

 

El Tantra es el camino hacia ese objetivo. ¿ Te atreves a dar el primer paso ?