El Tantra confia en Ti

“Esta visión del Tantra es una de las mayores visiones jamás soñadas por el hombre: De una religión sin sacerdote, una religión sin un templo, una religión sin una organización; una religión la cual no destruye al individuo sino que respeta la individualidad tremendamente, una religión que confía en la mujer y hombre ordinarios.

Y esta confianza va muy adentro. El Tantra confía en tu cuerpo; ninguna otra religión confía en tu cuerpo. Y cuando las religiones no confían en tu cuerpo, ellas crean una división entre tú y tu cuerpo. Te hacen enemigo de tu cuerpo, empiezan a destruír la sabiduría del cuerpo.

El Tantra confía en tu cuerpo. El Tantra confía en tus sentidos. El Tantra confía en tu energía. El Tantra confía en ti, en la totalidad. El Tantra no niega nada sino que transforma todo.

¿Cómo lograr esta visión del Tantra? Este es el mapa que te transformará, y te hará ir hacia dentro, y te hará ir mas allá de él.

Lo primero es el cuerpo. El cuerpo es tu base, es tu tierra, es donde estás conectado con la tierra. Crear antagonismo hacia el cuerpo es destruirte, es hacerte esquizofrénico, es hacerte miserable, es crear infierno. Tú eres el cuerpo. Por supuesto tú eres más que el cuerpo, pero ese ‘más’ seguirá después. Primero, tú eres el cuerpo.

El cuerpo es tu verdad básica, así que nunca estés en contra del cuerpo. Cada vez que estas en contra del cuerpo, tú vas en contra de Dios. Cada vez que eres irrespetuoso hacia tu cuerpo estás perdiendo contacto con la realidad, porque tu cuerpo es tu contacto, tu cuerpo es tu puente. Tu cuerpo es tu templo.

El Tantra enseña reverencia por el cuerpo, amor, respeto por el cuerpo, gratitud por el cuerpo. El cuerpo es maravilloso, es el más grande de los misterios”